Catastro del Marqués de la Ensenada. 1753

En la Ciudad de Coria a quatro días del mes de Junio de mil setezientos Zincuenta y tres estando en la Casa de morada de su Merzed el señor Dn Phelipe Monolleda Juez subdelegado para el arreglo y establecimiento de Unica Contribuzion en esta dicha Ciudad y lugares de su Departamento y habiendo prezedido precado político concurrieron a ella Don Francisco Xabier Galabies de los reïdos y Don Manuel Rodriguez Aguado curas parrochos de la Iglesia de Santa Maria Cathedral de esta Ziudad y de la Iglesia Parrochial del señor Santiago de ella, el Lizenciado Don Pablo Joseph Salgado abogado de los Reales Consejos y Corrrexidor de esta referida Ciudad y su partido, Don Pedro Joseph Alonso de Castañeda y Zespedes. Don Esteban Gomez Moran, y Don Joseph Morientes Matheos, rexidores Diego Hernandez de los Santos escribano interino del Ayuntamiento de esta dicha Ziudad, Don Franzisco Flores de Alarza, dicho don Esteban Gomez Moran, Joseph Antonio Tostado y Silbestre Garzia como personas nombradas y elexidas por la dicha Iustizia como de la mejor opinión e ynteligenzia en el numero y calidad de Tierras de este termino sus frutos, culturas, vecinos del pueblo, sus artes, comerzios, granjerías y utilidades de los quales y a cada uno de por si a exzepzion de ichos señores parrochos y de dicho señor Juez de letras a presencia de mi el Escribano, rezivio juramento que hizieron a Dios y a una cruz según derecho, y bajo de el prometieron decir verdad en lo que supieren y fueren preguntados y siéndolo por el thenor de las preguntas que incluieel Ynterrogatorio de la letra A. que esta presente cabeza dijeron lo siguiente:

1. Cómo se llama la Población.

A la primera Pregunta dixeron: que esta ciudad se denomina Coria

2. Si es de Realengo, u de Señorío: a quién pertenece; qué derechos percibe, y cuanto producen.

A la segunda pregunta dixeron: que esta dicha Ciudad pertenece a el Marquesado de Coria quien perzive de ella Diezmill y Doszientos Reales de Alcabalas y comunes; Zinco Reales de Alcavalas de dehesas de particulares; ochenta y quatro reales de Alcavalas de reventas de yerbas de dehesas de su ciudad; quarenta y siete reales y tres maravedís del derecho, o tributo fixo de salin y martiniegas que esta dicha Ciudad paga en reconocimiento de señorio y Vasallage: Ziento quinze reales y ocho varavedies de las penas de Camara; ziento ochenta y ocho reales y diez maravedíes de las Dezimas de Execuziones; cuias cantidades de oros importan diez mil seiszientos treinta y nuebe reales y veinte y un maravedís de vellón.

3. Qué territorio ocupa el Término, quanto de levante a poniente, y del norte al sur: y quanto de circunferencia, por horas y leguas: qué linderos, o confrontaciones; y qué figura tiene, poniéndola al márgen.

A la tercera dixeron que esta dicha Ciudad tiene de levante a poniente dos leguas y tres quartos y de norte a sur una legua y tres quartos, y de Zircunferencia lo que corresponde a la figura que esta al margen (1). Linda a levante con termino de la Villa de Galisteo, a poniente con termino del lugar de Casillas, a el norte con el termino de el lugar de Calzadilla, y al Sur con el termino del lugar de Torrejoncillo.

4. Qué especies de Tierra se hallan en el Término; si de Regadío, y de Secano, distinguiendo si son de Hortaliza, Sembradura, Viñas, Pastos, Bosques, Matorrales, Montes y demás, que pudiere haver, explicando si hay algunas, que produzcan más de una Cosecha al año, las que fructificaren sola una, y las que necesitan de un año de intermedio de descanso.

A la quarta pregunta dixeron: que el termino de esta dicha ciudad es de secano con algunos olivos, viñas, montes de enzinas y matorrales también de secano, y algunas huertas de regadío; y las tierras de labor se siembran unas sin intermisión, y otras un año y descansan dos.

5. De quantas calidades de Tierra hay en cada una de las especies, que hayan declarado, si de buena, mediana e inferior.

A la quinta pregunta dixeron: que en cada una de las especies de tierras que llevan declaradas ai de primera, segunda y tercera calidad y alguna inútil por naturaleza.

6. Si hay algún plantío de Árboles en las Tierras, que han declarado, como Frutales, Moreras, Olivos, Higueras, Almendros, Parras, Algarrobos, &

A la sexta pregunta dijeron: ai solo las especies que llevan declaradas en la quarta pregunta.

7. En quales de las Tierras están plantados los Árboles, que declararen

A la séptima pregunta dixeron: que los plantios referidos se hallan en tierras de primera, segunda y tercera calidad.

8. En qué conformidad están hechos los Plantíos, si extendidos en toda la tierra, o a las márgenes: en una, dos, tres hileras; o en la forma que estuvieren.

A la octaba pregunta dixeron: Se hallan en este termino los plantios sin orden ni regla alguna y extendidos por toda la tierra.

9. De qué medidas de Tierra se usa en aquel Pueblo: de quantos pasos, o varas castellanas en quadro se compone: qué cantidad de cada especie de Granos, de los que se cogen en el Término, se siembra en cada una.

A la nobena pregunta dixeron: se usa en este país por lo correspondiente a tierras y olibares se usa de la medida por fanegas y cada una se compone de zien baras en quadro y en cada una de estas medidas se siembra una fanega de trigo, siete celemines y medio de zenteno y dos fanegas de zebada.

10. Qué número de medidas de Tierra havra en el Término, distinguiendo las de cada especie y calidad: por exemplo: tantas fanegas, o del nombre que tuviesse la medida de Tierra de sembradura, de la mejor calidad, tantas de mediana bondad, y tantas de inferior; y lo propio en las demás especies que huvieren declarado.

A la dezima pregunta dixeron: que según su inteligencia y juicio prudente les pareze habrá catorzemil quinientas nobenta y zinco fanegas en sembradura: de ellas las mil y nobezientas de tres dehesas boyales nombradas la Pulgosa, Dehesilla y Minguez de pasto y monte alto de enzinas, las doszientas de primera calidad, doszientas de segunda y las mil ziento y sesenta de tercera y las quinientas y quarenta restantes inutiles por naturaleza. Veinte y quatro fanegas que comprehende la Cañada de la Pulgosa que sirbe para pasto y paso de los ganados, las veinte fanegas de ellas de primera calidad, y las quatro restantes de tercera. Quatromil quatrozientas y nobenta fanegas de treze dehesas amojonadas de pasto y de labor, y monte alto de enzinas algunas, las dosmil nobezientas y setenta fanegas de ellas de primera calidad, nobezientas de segunda, y las seiszientas y veinte restantes de tercera; cuias dehesas son de diferentes dueños que con distinzion de dueños, cavidas y calidades se hallaran en sus correspondientes rexistros de haciendas: quinientas quarenta y siete fanegas, tres celemines y un quartillo de olivares, las quatrozientas fanegas quatro celemines y tres quartillos de primera calidad, ziento tres fanegas, seis celemines y dos quartillos de segunda, treinta y tres fanegas y quatro celemines de terzera y las diez fanegas restantes de plantones que aun no fructifican, quatro fanegas de tierra plantadas de viña de primera calidad, zinquenta y nuebe fanegas de huertas de regadío plantadas de arboles frutales y hortalizas, zinquenta y siete de primera calidad, seis celemines de segunda, y la una fanega y seis celemines restantes de terzera calidad, cuias huertas se hallaran en los rexistros de haziendas con distinzion de dueños, cavidas y calidades, seismill ziento sesenta y seis fanegas de exido: las dosmil seiszientas treinta y siete fanegas de primera calidad, dosmil treszientas y diez fanegas de segunda y las mil doszientas diez y nuebe restantes de terzera, que de todas tres calidades se suman sin yntermision unas y otras un año y descansan dos y mil quatrozientas y zinco fanegas en valdios comunes que se siembran un año y descansan dos, dosmil seiszientas treinta y un pies de olibos, los mil quatrozientos treinta y siete de primera calidad, ochozientos sesenta y siete de segunda y los treszientos veinte y siete de terzera. Cuio numero de olibos con propios de diferentes dueños vecinos de esta ziudad y lugares de sus zercanias como por menor consta en las partidas de los referidos rexistros y dichos olibos están plantados en diversos parajes de los exidos y valdios comunes del termino de esta dicha ziudad y los dueños lo son solo de los arboles, los que compondrán zinquenta y quatro fanegas, nueve celemines y tres quartillos.

11. Qué especies de frutos se cogen en el termino.

A la undezima pregunta dixeron: que en este pueblo se cogen las especies de trigo, zenteno, zebada, azeite, vino, bellota, miel, zera, lana, queso y alguna seda.

12. Que cantidad de frutos de cada genero, unos años con otros, produce con una ordinaria cultura, una medida de tierra de cada especie; y calidad de las que huviere en el termino, sin comprehender el producto de los arboles que tuviesse.

A la duodezima pregunta dixeron: que cada fanega de tierra de primera calidad con una ordinaria cultura produce seis fanegas de trigo, quatro y media la de segunda y tres y media la de terzera y la fanega de pasto dos reales.

13. Que producto se regula daran por medida de tierra los arboles que huviere, según la forma en que estuviesse hecho el plantío, cada uno en su especie.

A la dezimaterzera pregunta dixeron: que cada fanega de tierra de primera calidad haze quarenta y ocho pies de olibos y puesta de olibar de primera calidad produze unos años con otros seis arrobas de azeite, quatro arrobas y media la de segunda, y tres arrobas y media la de terzera, una fanega de tierra plantada de viña haze mil y doszientas zepas que siendo de primera calidad produze unos años con otros veinte y quatro arrobas de vino, diez y seis arrobas la de segunda y ocho arrobas la de terzera. Cada fanega de tierra de primera calidad plantada de hortaliza y arboles frutales se le considera produze según declaración de los inteligentes unos años con otros ochozientos reales de vellón. Setezientos la de segunda, y quinientos la de terzera; y cada onza de simiente de seda produce unos años con otros quatro libras de seda.

14. Qué valor tienen ordinariamente un año con otro los frutos que producen las tierras del termino, cada calidad de ellos.

A la dezima quarta pregunta dixeron: que cada fanega de trigo regularmente vale unos años con otros veinte reales de vellón, doze la de zenteno y ocho la de zebada; la arroba de azeite veinte y dos reales y la de vino ocho reales; y cada libra de seda hilada bale regularmente zinquenta reales de vellón.

15. Qué derechos se hallan impuestos sobre las tierras del término, como iezmo, Primicia, Tercio-diezmo, u otros, y a quién pertenecen.

A la dezima quinta pregunta dixeron: que los frutos que se cogen en termino de esta ziudad se paga diezmo, primicia y voto de Santiago, el diezmo que se paga es de cada diez fanegas o arrobas una de zinco media y de ai avajo no se adeuda, corresponde dicho diezmo al Ilustrísimo señor Obispo, Dean y Cabildo de esta Santa Yglesia Cathedral Benefizio Curado de ella fabrica de su Yglesia por lo respectivo a la Parroquia de Santa Maria, de el total importe de ellos se saca la veintena de la que corresponde dos terzias partes del Señor Obispo y una a los Señores Dean y Cavildo, y lo restante se divide en nuebe partes, dos para el Señor Obispo, una para el Cabildo, tres a el Beneficio Curado y las tres restantes para la fabrica de esta Sta Yglesia; pero de estas tres partes si en la Zilla ha habido diezmos de vecinos de los lugares de su socampana se hazen quatro partes, tres para dicha Santa Yglesia y la otra restante se aplica a la Yglesia del lugar en donde son vecinos aquellos que adeudaron el diezmo, cuia parte se llama terzuelo. Y en la Parrochial de Santiago son interesados los señores Obispo, Cabildo, Duque de Alba, fabrica de dicha Parrochia, Maestre de Escuela, Beneficio simple, Cofradia general y el terzero ò recolector de diezmos por el trabajo de la conduczion y recoleczion de los dichos diezmos, cuia división es de esta forma: de su total se baja la veintena para el Señor Obispo y Cavildo, llevando este una parte, y aquel dos; y de lo que queda se hazen diez y nuebe partes quatro para dicho Señor Obispo, dos para el Cavildo, dos para la fabrica de esta Parrochial, siete para el Duque de Alba, una para el Maestre de escuela, otra para el Beneficio simple, otra para la cofradía general y la restante para el recolector de diezmos. La Primicia la adeudan los que el diezmo llegando a coger doze fanegas o arrobas de cada espezie en cuio caso pagan la una y esta pertenece a la Dignidad del tesorero de la sancta Yglesia Cathedral desta referida Ciudad adbirtiendose que no se paga Primizia de las espezies de azeite, miel, zera, enjambres, lana, queso, borregos, cabritos ni zerdos. El Voto de Santiago pertenece al sanctuario de este nombre en Galizia, a quien se paga media fanega de la mejor espezie que adeuda Primizias. Asimismo se paga diezmos del valor de las yerbas, agostaderos y bellotas que se venden de todas las Dehesas que comprehende el territorio de esta ziudad y lugares de su comprehension, pagándole los dueños de ellas ya a razón de seis por ziento, ya a dos o según convenio de estos y los interesados lo son únicamente el Ilustrisimo Señor Obispo y señores Dean y Cavildo llevando estos una parte de tres y aquel las dos restantes al total que se adeuda por esta razón. También se paga diezmo del ganado merino transhumante que pasta en la ynbernada en los territorios de este obispado de cada cabeza de carnero y oveja no llegando a ziento se paga un maravedí y si llega se paga un carnero u obeja. Y de cada cabeza de burros no llegando a veinte se pagan zinco maravedíes por cada una y si llega una cabeza entera y lo mismo de los chibos. Este diezmo que se llama comúnmente serrano es pribatibo a dicho Señor Obispo, Dean y Cavildo, hazese tres partes de las que las que corresponden dos a dicho Señor Obispo, y la otra restante del referido cavildo.

16. A qué cantidad de frutos suelen montar los referidos derechos de cada especie, o a qué precio suelen arrendarse un año con otro.

A la dezima sexta pregunta dixeron: que los derechos impuestos sobre las tierras que comprehende el zitado termino de esta dicha ciudad son las cantidades que con distinzion de a quien pertenecen se dira en la forma siguiente: a la Dignidad Episcopal por lo respectivo a la zilla de Santa Maria hecha regulazion por quinquenio desde el año de mil setezientos quarenta y seis hasta el de mil setezientos y zinquenta ambos inclusiben ha correspondido en cada uno por los dos tercios de la veintena parte, y otras dos partes del terzio entero que queda rebajada dicha veintena. Ziento veinte y quatro fanegas y onze celemines de trigo que baluada cada fanega a veinte reales según consta del arreglo hecho en la respuesta catorze importan dosmil quatrozientos nobenta y ocho reales y catorze maravedís de vellón. Nobenta y zinco fanegas, onze celemines y quatro quintos de un quartillo de zenteno que apreziada cada fanega a doze reales conforme a dicho arreglo valen mil ziento zinquenta y un reales un maravedí y dos tercios de otro de vellón. Zinco fanegas siete celemines dos quartillos y quatro quintos de otro de zebada que a ocho reales la fanega según el prezitado arreglo importan quarenta y zinco reales y quatro maravedíes de vellón. Y por lo que respecta a los diezmos menudos llamados de socampana que adeudan los vecinos de la Parrochia de Santa Maria y lugares de su feligresía ha correspondido a dicha Dignidad Episcopal por dos partes de tres de la veintena de el total y dos terzeras partes mas de terzio que queda liquido de el en cada un año sietemil ciento quarenta y un reales y veinte y dos maraedies de vellón y en la zilla de la parrochial de Señor Santiago de esta dicha ziudad en la que tiene su Ilustrisima quatro veintenas partes del total de sus diezmos y dos tercios de otra , y hecha la misma regulazion por el prezitado quinquenio ha correspondido a dicho señor Obispo en cada un año diez fanegas, un quartillo y tres quintos de otro de zenteno que apreziada cada fanega por el que consta de dicha respuesta catorze importan ziento y veinte reales nuebe maravedís y un terzio de otro ve vellón. Veinte fanegas siete zelemines tres quartillos y tres quintos de otro en espezie de trigo que por el mismo arreglo importan quatrozientos treze reales y dos maravedíes de vellón. Y de zebada dos fanegas seis celemines y quatro quintos de un quartillo qe valuadas a dicho prezio importan veinte reales de vellón. Y por los diezmos menudos adeudados en la zilla de dicha parrochial ha correspondido en cada un año de los zinco en la misma conformidad de partes que en la de granos treszientos zinquenta y siete reales y ocho maravedís de vellón a los Señores Dean y Cabildo de esta sancta Yglesia de Sancta Maria en la que tiene una parte de tres de la veintena del total de los diezmos de dicha zilla y otra terzera parte del terzio entero del que queda liquida rebajada dicha veintena ha correspondido en cada un año de los del prezitado quinquenio setenta y dos fanegas zinco zelemines dos quartillos y un quinto de otro de trigo que arreglado su valor al precio que consta de la respuesta dezimaquarta importan mil doszientos quarenta y nuebe reales y ocho maravedís de vellón, quarenta y siete fanegas onze celemines, dos quartillos y dos quintos de otro de zenteno que al prezio regulado importan quinientos setenta y zinco reales diez y siete maravedís y tres quintos de otro de vellón. Dos fanegas, nuebe celemines, tres quartillos y dos quintos de otro de zebada que según dicho arreglo importa veinte y dos reales y diez y nuebe maravedís de vellón. Por los diezmos menudos de la socampana perteneciente a esta zilla en que tienen dichos señores las mismas partes que en la de granos les ha correspondido en cada un año de los zinco tresmil quinientos setenta reales y veinte y ocho maravedíes de vellón. Y en la zilla de Santiago de esta ziudad en que tienen un terzio de la veintena parte de su total, y vajada esta otras dos veintenas partes les ha correspondido en cada un año del expresado quinquenio diez fanegas, tres zelemines, tres quartillos y quatro quintos de otro de trigo que arreglados a dicho prezio importan doszientos seis reales ocho maravedís y dos tercios de otro de vellón, zinco fanegas y quatro quintos de un quartillo de zenteno que importan sesenta reales y un maravedí. Una fanega, tres zelemines y dos quintos de un quartillo de zevada que importan diez reales y un maravedí de vellón. Y por los diezmos menudos de la dicha zilla de Santiago les ha correspondido en la misma conformidad de partes en cada un año de los zinco ziento setenta y ocho reales y veinte y un maravedís devellón. Al Beneficio Curado de esta santa Yglesia en su Zilla de santa Maria por su terzio rebajada la veintena de su total le ha correspondido en cada un año de los del prezitado quinquenio ziento sesenta y una fanegas, diez zelemines y tres quintos de un quartillo de trigo que valuada cada fanega al que consta de dicha respuesta catorze importan tres mil doszientos treinta y seis reales veinte y tres maravedíes y dos quintos de otro de vellón: ziento veinte y cuatro fanegas, tres zelemines, un quartillo y quatro quintos de otro de zenteno que con el mismo arreglo importan mil quatrozientos nobenta y un reales diez maravedís y un quinto de otro de vellón. Y de zevada siete fanegas, quatro zelemines y dos quintos de un quartillo que con zitado arreglo importan zinquenta y ocho reales treinta maravedís y un quinto de otro de vellón. Por los diezmos de menudo que por iguales partes que en los de grano tiene en dicha zilla referido Benefizio le ha correspondido en cada un año de los del nominado quinquenio nuebemil zinquenta y zinco reales, treze maravedís y un terzio de otro de vellón: la fabrica de esta sancta iglesia en su Zilla de Sancta Maria después que rebajada la veintena parte de el total de diezmos tiene una terzera parte de ellos y si ai diezmos de vecinos de los lugares de su socampana se haze su terzio quatro partes de las que corresponden tres a dicha fabrica y la otra a la Yglesia o Yglesias que corresponden. Por lo que ha pertenezido a dicha fabrica en cada un año de los del quinquenio expresado ziento veinte fanegas y quatro zelemines de trigo que a veinte reales fanega importan dos mil quatrozientos seis reales veinte y dos maravedíes y dos terzios de otro de vellón. Nobenta y tres fanegas quatro zelemines y dos quartillos de zenteno que a doze reales valen mil ziento y veinte reales y diez y siete maravedís de vellón. Y de zebada zinco fanegas ocho zelemines y dos quartillos que por el dicho arreglo de ocho reales fanega importan quarenta y zinco reales onze maravedís y un terzio de otro de vellón. Por los diezmos que en la misma conformidad tiene en su Zilla la ha correspondido en cada un año de los zinco siete mil ziento y zinquente y siete reales de vellón. El Ilustrísimo Señor Duque de Alba no es interesado en la Zilla de Sancta Maria, si solamente en la Zilla de Santiago en la que tiene siete partes de veinte, rebajada la veintena del total, de todo es los diezmos que entran en ella, y quatro nobenos de las primizias de granos que por uno y otro le ha correspondido en cada año de los zinco treinta y ocho fanegas, onze zelemines y tres quartillos de trigo, que al prezio arreglado en la respuesta catorze importan setezientos setenta y nuebe reales y veinte maravedís de vellón. Siete fanegas y quartillo y medio de zebada que con el mismo arreglo importan zinquenta y seis reales y ocho maravedís y un terzio de otro; diez y nuebe fanegas, ocho zelemines y dos quartillos de zenteno que por el mismo arreglo importan doszientos treinta y seis reales y diez y siete maravedís de vellón. Once arrobas y treinta quartillos de azeite que baluada cada arroba a prezio de veinte y quatro reales según consta de dicha respuesta importan doszientos ochenta y seis reales y siete maravedís de vellón. Y por razón de los diezmos menudos ha correspondido en cada un año treszientos setenta y ocho reales y diez y siete maravedís de vellón. La fabrica de la Yglesia de Santiago de esta Ziudad tiene en su zilla dos veintenas partes por cuia razón la ha correspondido en cada un año de los del quinquenio siete fanegas y seis zelemines de trigo que a dicho prezio valen ziento y zinquenta reales de vellón: quatro fanegas y quatro zelemines de zenteno que conforme a dicho arreglo importan zinquenta y dos reales de vellón; y una fanega de zevada que bale ocho reales de vellón: tres cantaros de azeite que al zitado prezio de veinte y quatro reales importan setenta y dos reales de vellón y por los diezmos menudos de la dicha zilla le ha correspondido en cada un año setenta reales de vellón a un Benefizio simple agregado a la Dignidad de Maestre Escuela por una veintena parte le ha correspondido en cada un año tres fanegas y nuebe zelemines de trigo que al respecto de veinte reales fanega importan setenta y zinco reales, dos fanegas y dos zelemines de zenteno importan veinte y seis reales de vellón y media fanega de zevada que vale quatro reales de vellón. Por los diezmos menudos le ha correspondido en cada un año treinta y zinco reales de vellón y cantaro y medio de azeite que a su prezio regulado importa treinta y seis reales de vellón: otro benefizio simple agregado a la Sachristia tiene otra veintena parte en la conformidad que la del maestre escuela por una razón tiene el mismo producto que en cada un año importan ziento setenta y seis reales devellón. La cofradía general de esta dicha ziudad tiene otra igual parte que el Beneficio antecedente, y por lo mismo el producto anual de los Ziento setenta y seis reales de vellón. El terzero o colector de diezmos por su travajo tiene otra veintena parte en quanto a granos y azeite solamente y en cada un año de los zinco le ha correspondido ziento quarenta y un reales de vellón. De modo que el total producto que ha pertenezido a los ynteresados arriba expresados en la zilla de Santa Maria en cada un año de los zinco asciende y suma quarentamil ochozientos veinte y seis reales, quatro maravedíes y un terzio de otro de vellón. Y a los referidos ynteresados en la de Santiago de esta ziudad les ha correspondido en cada un año quatromil ziento veinte y tres reales, diez y ocho maravedís y un terzio de otro. Y unidos estos dos productos de las dos zillas correspondientes a esta ciudad suman quarenta y quatro mil nobezientos quarenta y nuebe reales veinte y dos maravedís y dos terzios de otro de vellón. A la Dignidad del Thesorero, a quien pertenecen las Primizias de la Parrochial de Santa Maria, ha perzivido por esta razón en el año pasado de mil setezientos zinquenta y dos único que ha gozado su Prevenda Veinte y seis fanegas de trigo, quinze fanegas de zenteno y una de zebada que al prezio respectivo de cada una y referido en la respuesta catorze importan setezientos y ocho reales de vellón: el Boto de Santiago tubo de valor en el referido año de setezientos zinquenta y dos, diez y nuebe fanegas y media de trigo que a prezio de veinte reales importan treszientos y nobenta reales de vellón. Las primicias de la Iglesia de Santiago agregados al Beneficio sachristia de ella han valido en cada un año de los del quinquenio zinco fanegas de trigo, tres de zenteno y dos de zevada que a sus precios referidos importan ziento y zinquenta y dos reales de vellón: en los diezmos de yerbas, bellota y agostaderos como dicho es en la respuesta antecedente tiene el señor obispo dos partes de tres y la otra al Cavildo Eclesiastico de esta Sta Yglesia ha partenezido a dicho señor obispo en cada un año de los zinco mil treszientos treinta y un reales y seis maravedís de vellón. Y a el cavildo por su parte seiszientos sesenta y zinco reales y veinte maravedís y todo unido importa mil nobezientos nobenta y seis reales y  y seis maravedís de vellón. A los referidos señores Obispo, Dean y Cavildo perteneze el diezmo serrano el que se divide como dicho es en la misma forma que el antezedente. Y a su Ilustrísima por el correspondiente al territorio de esta ziudad ha pertenezido en cada un año de los zinco sesenta burros y dos terzios de otro que arreglado su valor a prezio de veinte y quatro reales cada uno importan mil quatrozientos zinquenta y seis reales de vellón. Ocho carneros y obejas viexas que a treinta y dos reales cada uno importan doszientos zinquenta y seis reales de vellón. Un quinto de un chibo entero y otro quinto de un terzio de otro que por dicho arreglo en la zitada respuesta vale un real y veinte y ochomaravedís y quarto quintos y ciento y veinte reales y catorze maravedís en esta espezie por razón de los precios de las cavezas que no llegan al numero que adeuda diezmo que unido todo este producto perteneciente a su Ilustrisima en cada un año suma mil ochozientos treinta y quatro reales ocho maravedís y quatro quintos de otro de vellón. A dichos señores Dean y Cavildo les ha pertenezido por su terzera parte en este diezmo y en cada un año de dicho quinquenio treinta burros y un tercio de otro que con el mismo arreglo importan setezientos veinte y ocho maravedís de vellón. Quatro carneros viejos que al mismo arreglo que los antecedentes importan ciento veinte y ocho reales de vellón y sesenta reales y siete maravedís en la misma espezie por razón de picos que por todo importa nobezientos diez y seis reales y siete maravedís de vellón. Y el total de este diezmo corresponde y suman dosmill setezientos zinquenta reales y quinze maravedís y quatro quintos de otro de vellón.

17. Si hay algunas minas, salinas, molinos harineros, u de papel, batanes, u otros artefactos en el término; distinguiendo de qué metales, y de qué uso, explicando sus dueños, y lo que se regula produce cada uno de utilidad al año.

A la dezima séptima pregunta dixeron: ai en el termino de esta ciudad un rio llamado Alagon en el qual esta situada una hazeña harinera propia del Excelentisimo Señor Duque de Alba que muele con una muela y produze unos años con otros quatrozientas fanegas de trigo que arreglado en valor a el de veinte reales cada una importan con mas treinta reales que asimismo le produze un canal para pesca situado en la pesquera de dicha azeña ocho mil y treinta reales de vellón. Un molino de azeite contiguo a esta ciudad propio de don Francisco Flores de Alarza, vezino de ella cuio lagar se compone de dos moliendas y dos vigas que produze unos años con otros ochenta arrobas de azeites. Otro asimismo contiguo a dicha ciudad también de dos moliendas y vigas que produze otra igual candidad en la misma forma que el antezedente propio del Hospital de San Nicolás. Otro propio de Juan Perianes, vezino del lugar llamado Guijo de Coria de una molienda y una Biga produze unos años con otros treinta arrobas de azeite. Dos hornos de pan cozer propios de esta ciudad. Uno situado en la calle de la escalerilla que le produze unos años con otros según su arrendamiento doszientos siete reales y diez y siete maravedís de vellón. Y el otro situado en la calle del alcornocal que con el mismo arreglo le produze ziento setenta y siete reales de vellón. Un horno de texa y ladrillo propio de la obra pia que fundo don Juan de Almaraz el qual produze unos años con otros nobenta y quatro reales de vellón situado adonde llaman los texares distante de la ciudad quinientos pasos. Otro también de texa y ladrillo situado en dicho paraje propio del Cavildo Eclesiastico de Santa Iglesia Catedral le produze con el arreglo que el antecedente Zien Reales de Vellon.

18. Si hay algun esquilmo en el termino, a quien pertenece, que numero de ganado viene al esquileo a el, y que utilidad se regula da a su dueño cada año.

A la dezima octaba pregunta dixeron: que a cada dos ovejas de la tierra de vientre que por tal se consideran a los tres años de regula, le produzen una cria que a los seis meses vale ocho reales y al año doze reales. Catorze ovejas produzen una arroba de lana que valen quarenta y ocho reales de vellón. Y a cada obeja de vientre se le considera tres reales por el esquilmo de el queso. Ocho carneros produzen una arroba de lana y tiene de valor cada uno con lana a los dos años veinte y dos reales de ellon y sin lana diez y ocho reales, y de tres años con lana treinta reales y sin ella veinte y tres reales. Y cada un carnero u obeja de las que perziven el señor obispo y cavildo de esta Santa Yglesia por razón de diezmos del ganado serrano transhumante vale treinta y tres reales de vellón y los burros de la misma naturaleza a veinte y quatro reales cada uno. Y cada chivo que de dichos diezmos serranos perziven vale siete reales y medio. Cada tres cabras de la tierra de vientre que por tal se consideran siendo de dos años, dan anualmente de producto dos chivos que al medio año vale cada uno seis reales de vellón y a el año diez reales. Un macho de dos años vale veinte reales de vellón y a los tres años treinta reales.A cada cabra se regula de producto anual en queso y leche seis reales de vellón. A cada baca de vientre que por tal se tiene a los quatro años se le considera una cria a cada dos que al tiempo del dezmatorio que se haze a el año vale setenta reales de vellón que a los dos años ziento y zinquenta reales de vellón y a los tres doszientos y quarenta y dos reales de vellón. A cada puerca de vientre que por tal se considera a los tres años se le saca de producto anual tres lechones que a los seis meses vale cada uno quinze reales a el año treinta reales y a los dos años quarenta reales de vellón, y si se engorda aumenta hasta nobenta y ocho reales de vellón, y de tres años vale zinquenta y zinco reales y si se engorda de este tiempo aumenta hasta ziento y veinte reales de Vellón. Una Yegua de vientre, que por tal se considera a los quatro años, haze una cria cada dos que vale a el año setenta reales de vellón, a los dos años ziento y zinquenta reales y a los tres años doszientos y zinquenta reales de vellón. Una burra de vientre que por tal se tiene a los quatro años haze cada dos años una cria que a el año vale zinquenta reales a los dos años ziento y a los tres ziento y cinquenta reales de vellón. A cada cavalleria maior que sirve para los menesteres de casa se considera deja a su dueño de producto anual doszientos reales de vellón. Y una menor zien reales adbirtiendoseque las que son de vientre no dan otro producto que la cria que hazen.

19. Si hay colmenas en el termino, quantas, y a quien pertenecen.

A la dezima nobena pregunta dixeron: ai en este termino hasta setezientas veinte y tres colmenas, las ziento veinte y dos propias de Don Alonso Gomez, ziento y ocho de Don Agustin Moreno, veinte y ocho de don Francisco Bermejo, doszientas y ochenta de Don Francisco Sánchez Serrano, treinta y zinco de Doña Ana Flores, veinte y dos de Francisco Lopez, nueve de Francisco Martin de la Cana, setenta y siete de Don Joseph Morientes, Doze de Joseph Gutierrez, tres de Juan Hermenegildo, dos de Juan Anton, quatorze de Manuel Rodriguez, ocho de Pedro Sanchez Rey, tres de Don Thomas de Escalada, vecinos de esta nominada ciudad. Ai cada tres colmenas se regula de producto anual un enjambre que al tiempo del dezmatorio que es a los nuebe meses vale quinze reales de vellón cada colmenada de producto anual unos años con otros y unas con otras un quartillo de miel que vale un real a prezio de treinta y dos reales la arroba y asimismo produze media libra de zera de castra en rama a quatro reales cada libra y un quarteron de zera de descarzo a razón de dos reales y medio la libra que todo asciende a ocho reales veinte y un maravedís y un quarto de otro vellón.

20. De que especies de ganado hay en el pueblo, y termino, excluyendo las mulas de coche, y cavallos de regalo; y si algun vecino tiene cabaña, o yeguada, que pasta fuera del termino, donde y de qué numero de cabezas, explicando el nombre del dueño.

A la vigesima pregunta dixeron: que en esta ziudad y su termino se crian ganados lanares, cabrios, bacuno, de zerda, caballar y asnal y fuera de el no ai cabaña ni yeguada alguna de vecinos de este pueblo.

21. De que numero de vecinos se compone la poblacion, y quantos en las casas de campo, o alquerias.

A la vigesima primera pregunta dixeron: que en este pueblo ai treszientos sesenta y dos vecinos de todas clases sin haver casa de campo ni alquería alguna.

22. Quantas casas havrá en el pueblo, qué numero de inhabitables, quantas arruinadas; y si es de señorio, explicar si tienen cada una alguna carga que pague al dueño por el establecimiento del suelo y quanto.

A la vigesima segunda pregunta dixeron: que en esta ziudad ai treszientas quarenta y nuebe casas, de ellas treinta y seis sin morador, diez arruinadas e inhabitables, y por razón del suelo no se paga cosa alguna al señor de esta dicha ziudad.

23. Qué propios tiene el Común, y a qué asciende su producto al año, de que se deberá pedir justificacion.

A la vigesima terzia pregunta dixeron: que el cavildo secular de esta dicha ziudad goza por propios tres dehesas boiales de pasto y monte alto de enzinas. Otro pedazo de tierra llamada la Ysleta de pasto y la ysla llamada de los cavallos tambien de pasto. Una cañada de veinte y quatro fanegas de cavida que llaman de la Pulgosa esta de pasto y monte alto de enzinas. Dos hornos de pan cozer y otro de texa y ladrillo, dos casas consistoriales, la una vieja por cuia razón se arrienda anualmente, la casa alhóndiga, carzel real y casa carnezeria que nada le produzen, la casa taberna, el señorio de las dehesas boiales de los lugares de Morzillo, Guijo, Calzadilla, Huelaga, Casas de Don Gomez, Casillas, Cachorrilla, Pescueza, Portaxe, Torrejonzillo y Pedroso y el señorio de las beras arrendamientos de el derecho de beduria, renta de la Maltrota, arrendamiento de los charcos vedados para pescar, arrendamiento de la barca, derecho del quarto de fiel medidor, Data de merzed, derecho de Mostrenco, penas de daños de fuegos y  penas que se causan en montes y cortes de montes y valdios de la Iurisdizion de esta ziudad. Venta y arrendamiento de la casca que se saca de los alcornoques que ai en las dehesas de la Pulgosa y la Dehesilla y por razón de arvitrios los arrendamientos de abastos de la carnezeria taberna de vino y azeite, ramos de sisa foránea de vino y vinagre, zerdos y alcavala foránea como tambien quarenta y dos reales y diez maravedís de vellón de quatro zensos que dicha ciudad goza de propios que todo asziende anualmente a quarenta y dos mil setezientos sesenta y siete reales y catorze maravedís de vellón, los quinzemil ziento quarenta y zinco reales y treze maravedís de vellón correspondientes a arvitrios y los veinte y siete mil setezientos veinte y dos reales y un maravedí restante a los aprobechamientos de las zitadas dehesas y demás que constan del testimonio de propios a que se remiten.

24. Si el Comun disfruta algun arbitrio, sissa, u otra cosa, de que se deberá pedir la concession, quedandose con copia que acompañe estas diligencias; qué cantidad produce cada uno al año, a que fin se concedió, sobre qué especies, para conocer si es temporal, o perpetuo, y si su producto cubre, o excede de su aplicación.

A la vigesima quarta pregunta dixeron: que con facultad real ganada por esta ziudad con consentimiento del común el año de mil seiszientos nobenta y seis esta disfrutando el arvitrioen cada un año de la espiga y rastrosera y yerbas de cada una de las tres ojas que tiene cuios importes aplica para el pago del servicio de milizias, composizion de fuentes y cañería salario de fontanero que la cuida, rehedificazion y reparos de las hermitas de Nuestra Señora del Carmen, San Fabian, San Sebastian y San Lazaro y dicho arvitrio produze unos años con otros doszientos ochenta y zinco reales y veinte y ocho maravedís, cuia distribuzion por menor consta de las zertificaziones de quentas de propios a que se remiten que acompaña el testimonio de ellos.

25. Que gastos debe satisfacer el Comun, como salario de justicia, y regidores, fiestas de Corpus, u otras: empedrado, fuentes, sirvientes, & de que se debera pedir relacion authentica.

A la vigesima quinta pregunta dijeron: que de los propios de esta ziudad se satisfaze al correxidor de ella anualmente por su salario y propinas treszientos veinte y quatro reales y diez y siete maravedís de vellón a Don Francisco Flores de Alarza, rexidor por su salario y propinas le pagan los propios anualmente doszientos treinta y seis reales y tres maravedís a Don Pedro de Castañeda por dicha razón como rejidor otra igual cantidad; por alcalde de la Hermandad ochenta y ocho reales y ocho maravedís y por Comisario de pleitos doszientos y veinte reales y estas dos plazas son alternatibas entre los mismos rejidores que una y otras le balen anualmente quinientos quarenta y quatro reales y onze maravedís a Don Candido Hurtado, Don Esteban Gomez, Don Joseph Morientes y Don Juan Cano. Asimismo rejidores le satisfacen dichos propios a cada uno anualmente por su salario y propinas doszientos treinta y seis reales y tres maravedís de vellón. A Don Francisco Sanchez Ruiz, tambien rexidor y ausente de esta ciudad le paga en cada un año solo por su salario y propina de zerdo nobenta y nuebe reales perdiendo las demás por no residir. Al procurador general que actualmente lo es Don Nicolas Fernandez Barco, le satisfazen en cada un año por su salario treszientos y treinta reales de vellón por la quarta parte de penas puestas por el guarda que elije le corresponde por un quinquenio treszientos y diez reales y catorze maravedís y por las demás propinas setenta y zinco reales de vellón, que todo le produze anualmente setezientos quinze reales y diez y siete maravedís de vellón. Al escribano del Ayuntamiento por su salario y propinas se le pagan de dichos propios en cada un año mil seiszientos zinquenta y seis reales y treinta y un maravedís de vellón, que lo es Don Joachin de Medrano. A Diego Sanchez Serrano, Machordomo, de dichos propios le pagan estos por su parte anualmente de salario setezientos y sesenta reales y veinte y dos maravedís de vellón. Y por su propina ziento treinta y seis reales y tres maravedís de vellón. A Diego Hernández de los Santos, contador de los propios de esta dicha ziudad, satisfaze por su salario y propinas mil ziento nobenta y seis reales y veinte y dos maravedís de vellón anuales. A Don Casimiro Dosmas, medico auxiliar de esta ciudad, a quien anualmente se satisface de dichos propios el situado de tresmil y seiszientos reales de vellón. A Esteban Moran y Joseph Dominguez, porteros numerarios de esta ciudad se les satisfaze a cada uno por su salario y propinas doszientos ochenta y siete reales y veinte y seis maravedís anuales. Y a Silbestre del Rio tambien portero supernumerario, ziento zinquenta y tres reales y catorze maravedís de vellón, cuios salarios y propinas importan anualmente setezientos veinte y ocho reales y treinta y dos maravedís de vellón. A Pedro Santos de la Serna, procurador agente de esta ziudad por su salario ochenta y ocho reales y ocho maravedís de vellón en cada un año. A juan Ruano, maestro de primeras letras por su salario anual se le satisfazen quininentos ochenta y seis reales de vellón. Treszientos treinta y siete reales de vellón que se pagan del encavezamiento de aguardiente, y los mismos que satisface a la ciudad Alonso Garzia Carmones, vendedor de el. A seis guardas de las dehesas boiales y montes valdios comunes de esta ciudad y su tierra a quienes con variables se les satisfacen anualmente a cada uno setezientos reales de vellón que unidos con la propina que se les da en las fiestas de toros de San Juan importan seiszientos y zinco reales de vellón. A el clarinero que asiste a las funciones de Ciudad se le satisfazen anualmente setezientos y veinte reales de vellón. A el peon publico por su salario se le satisfazen treszientos y sesenta reales de vellón anuales y que de los demás pastos se remiten a lo que resultare de el testimonio de propios.

26. Que cargos de justicia tiene el Comun, como censos que responda u otros, su importe, por qué motivo, y a quien, de que se debera pedir puntual noticia.

A la vigesima sexta pregunta dixeron: que sobre la dehesa boial denominada Minguez esta impuesta la carga de doszientos setenta y quatro reales y diez mil de vellón que de reditos anuales se pagan a Don Albaro Villa Pezellin, vezino de la villa de Piedrahita, sobre los dos Hornos de pancozer esta impuesta la carga perpetua a veinte y zinco reales de vellón que de reditos anuales se pagan al Cavildo Eclesiastico de la Santa Yglesia de esta ziudad. Sobre la casa taberna esta la carga anual de sesenta reales y treinta y dos maravedís de vellón redimible que de reditos se pagan a los capellanes que poseen las que fundo Don Juan de Galarza en esta dicha Santa Yglesia. Sobre los propios de dicha ciudad ocho reales y veinte y ocho maravedís de vellón, que de reditos anuales se pagan a la favrica de la Yglesia parrochial de Señor Santiago de esta ziudad. Sobre la Casa de la Carnezeria real de dicha ciudad cuia carga de setenta y tres reales y diez y ocho maravedís de vellón que de rentas anuales se pagan a las rentas de este marquesado y que ignoran el motivo desus imposiziones.

27. Si esta cargado de servicio ordinario, y extraordinario, u otros, de que igualmente se debe pedir individual razon.

A la vigesima séptima pregunta dixeron: paga este vecindario por el servizio ordinario y extraordinario derechos de fiel medidor, sisa y millones a Su Magestad, que Dios guarde, anualmente dozemil ochozientos veinte y seis reales y treinta y dos maravedís de vellón. Y además por Alcavalas y demás derechos que se pagan a el marquesado de esta ciudad lo que se expresara en la pregunta siguiente.

28. Si hay algun empleo, alcavalas, u otras rentas enagenadas, a quien, si fue por servicio pecuniario, u otro motivo, de quanto fue, y lo que produce cada uno año, de que se deberán pedir los titulos, y quedarse con copia.

A la vigesima octava pregunta dixeron: se hallan enagenados de la Real Corona y pertenecen a el Marquesado de esta ciudad que ha recaido y se halla en la casa de la Excelentísima Señora Duquesa de Alba la Jurisdiczion alta y vaja mero mismo imperio con facultad de elegir y nombrar oficiales de justicia: Las escribanías de su numero y ayuntamiento que le produzen anualmente por via de pension mil y zien reales de vellón. Las Alcavalas comunes de esta ciudad produzen diez mil doszientos ochenta y nuebe reales de vellón anualmente, incluidas las de yerbas y heredades, el derecho o tributo fixo de salin y Martiniega que le produze por encabezamiento anualmente quarenta y siete reales y tres maravedís de vellón que le paga el común de vezinos de esta ciudad en reconocimiento de señorio y vasallage. El derecho de ocho al millar y rentas de execuciones que le produze igualmente por encavezamiento ciento y ocho reales y veinte y tres maravedís de vellón, los quales aunque tocan a dicho Marquesado, los tiene zedidos a el recaudador y escrivano de rentas de quienes lo perziven, no se sabe si estas alhajas se enagenaron por servicio pecuniario u otro remitense a lo que constare de los títulos de pertenenzia.

29. Quantas tabernas, mesones, tiendas, panaderías, carnicerías, puentes, barcas sobre rios, mercados, ferias & que hay en la poblacion, y termino, a quien pertenecen, y qué utilidad se regula puede dar al año cada uno.

A la vigesima nobena pregunta dixeron: ai en esta ciudad una taberna de vino y azeite que esta arrendada a Gregorio Barrigon, vezino de ella advirtiendo que en dicho abasto se incluie la venta de pescado de sardinas, garbanzos y demás espezies de albazeria, en quatro mil ochozientos zinquenta y zinco reales de vellón, que son los que resultan arreglados por un quinquenio, corresponder en cada un año según consta de la zertificazion de los arriendos cuia cantidad se aplica para en parte de pago del encabezamiento de millones. Una carnezeria que abasteze Juan Cabrera, vezino tambien de esta ciudad quien paga por dicho abasto y le corresponde en cada un año de los zinco tresmil ochozientos zinquenta y zinco reales aplicados para el mismo efecto que los antecedentes. Una barca en el Rio Alagon que posee el Cavildo secular de esta ziudad y su propiedad esta en litigio con el señor de dicha ciudad, la que produze anualmente mil setezientos y setenta reales y treze maravedís de vellón. Una puente contigua a dicha ziudad por donde antiguamente se conoze paso el Rio Alagon, y por cuya razón y ser inservible nada produce. Las dos Ferias que en esta ciudad se zelebran todos los años en los días de la imbenzion de la cruz y San Pedro Apostol, y los mercados semanales de todo el año se arriendan anualmente y al presente los tiene Esteban Varera, vezino de esta ciudad en diferentes cantidades, que unidas y repartidos dichos arriendos en los zinco años corresponden a cada uno quatromil seiszientos sesenta y zinco reales de vellón, que tambien se incluien para el pago del encabezamiento de millones ya zitados. Dos mesones, el uno propio de Juan Francisco, vezino de estaciudad a quien le produze de arrendamiento doszientos sesenta y quatro reales de vellón. Y a Rodrigo Parro, tanvien vezino y arrendador de el se le considera le deja de utilidad, pasado el arriendo, mil y cien reales. Y el otro meson propio de Pedro de Santa Maria a quien se le considera le produze anualmente mil y quatrozientos reales de vellón. Dos tiendas de cortos caudales y surtimientos propias la una de Pedro Lopez fijo, a quien se le considera le produze anualmente quatromil y ochozientos reales de vellón. La otra de Juan Dominguez que por ser solo tienda de papel, zintas, cordones y espezias se le considera de producto anual mil y quinientos reales de vellón.

30. Si hay hospitales, de qué calidad, qué renta tienen y de qué se mantienen.

A la trigésima pregunta dixeron: ai en esta ciudad y su termino tres hospitales, uno que fundo en ella Don Gaspar de Bardales, prebendado que fue de esta Santa Yglesia Cathedral quien quedo para la asistencia de quatro pobres la renta de real y medio para cada uno y además las asistencias correspondientes para su bien estar, cuios gastos se sacan de las Alhajas que dicho señor quedo señaladas y constan de su relazion. Otro llamado de San Nicolas, situado extramuros de esta ziudad y contiguo a ella, cuia fundazion fue para la curatiba de todos los pobres enfermos que acaecen y en sus asistencias se distribuien los efectos que produzen las alhajas que dicho hospital posee y constan de su relación. Y el otro nominado de San Jines que solo sirve para el recogimiento de los pobres que pasan por esta ziudad a quienes en nada se les asiste, no tiene renta alguna, si solo es obligazion de mantener esta casa hospital, la qual administra la Cofradia General de esta ciudad quien mantiene un sugeto para su limpieza.

31. Si hay algun cambista, mercader de por mayor, o quien feneficie su caudal, por mano de corredor, u otra persona, con lucro e interés, y qué utilidad se considera le puede resultar a cada uno al año.

A la trigésima prima pregunta dixeron: no ai persona alguna en esta ziudad de las que la pregunta expresa.

32. Si en el pueblo hay algun tendero de paños, ropas de oro, plata y seda, lienzos, especería, u otras mercadurias, medicos, cirujanos, boticarios, escrivanos, arrieros & y qué ganancia se regula puede tener cada uno al año.

A la trigésima segunda pregunta dixeron que al correxidor de esta ziudad le produze anualmente el serlo con todas obenciones y asignados que por menor constan en el testimonio de los productos de propios zinco mil y quinientos reales de vellón a cada uno de los rexidores le produce el reximiento anualmente con todas propinas quatrozientos reales de vellón, en cuia cantidad se incluie el asignado general anualmente le satisface el consejo de sus propios a exzepzion de Don Pedro Alonso de Castañeda, rexidor decano que por ser tamiben Alcalde de la Hermandad y Comisario de pleitos, le produze todo quinientos quarenta y quatro reales y onze maravedís de vellón a Diego Sanchez Serrano Maiordomo de propios de esta dicha ciudad le produze el serlo mil reales de vellón anuales en que se incluien los asignados que tiene por esta ciudad el Doctor Don Nicolás de la Escalera, Abogado de los Reales Concejos, le produze la avogazia anualmente seismil y seiszientos reales de vellón a el Lizenziado Don Diego Moreno de Bega, abogado, le produze su exerzizio mil seiszientos zinquenta reales de vellón y por administrador de la prevenda que goza en esta Santa Yglesia Cathedral la Santa Ynquisizion de Llerena seiszientos reales de vellón anuales por la pension que sobre esta Mitra goza don Salbador de Espinosa, canónigo de Granada, ziento y treinta reales de vellón anuales. Por la administración del Arzedianato de Alcantara que goza Don Juan Miguel de la Bera, doszientos y sesenta reales de vellón anuales. Y por procurador agente del cavildo eclesiástico de la Santa Yglesia Cathedral de esta ciudad mil quinientos y ochenta reales de vellón anuales a Don Juan Garzia Olgado, procurador asimismo abogado, le produce la abogazia anualmente mil seiszientos y cinquenta reales de vellón a Don Candido Hurtado Suarez, abogado, le vale dicho exerzizio mil seiszientos y zinquenta reales de vellón. A don Pedro Herrera tambien abogado le produze anualmente otra igual cantidad. A Don Manuel de la Espeda, abogado y contador del cavildo eclesiástico de esta dicha Cathedral le produzen anualmente dicho exercicio y empleo tresmil treszientos y diez reales. A Don Ygnazio Mathias, abogado, le produze mil setezientos y zinquenta reales de vellón a Joachin de Medrano, escribano del ayuntamiento, numero de esta ziudad y de las rentas del Marquesado de esta dicha Ciudad en que se incluie el salario que se le satisface por el cavildo de ella le produzen todas con sus propinas y obenciones tresmil y quinientos reales anuales. A Nicolas del Barco, escribano del numero de esta dicha ciudad le produze anualmente dosmil y doszientos reales de vellón. A Gregorio Gonzalez Plaza asimismo escribano le produze anualmente otra igual cantidad. A Diego Hernandez de los Santos Ydem como los antezedentes. Y por contador de los propios de esta ciudad ochozientos reales de vellón. A quatro procuradores del numero de las causas de los juzgados real y eclesiástico de esta expresada ciudad le produze a cada uno anualmente según la considerazion hecha tresmil y treszientos reales de vellón y lo son Pedro Santos de la Serna, Pedro Franco de Sande, Manuel Albarez Brabo y Pablo Alonso Zurita. A Don Joseph Merino, recaudador de las rentas del marquesado de esta ciudad le produze anualmente este empleo tresmil setezientos quarenta y zinco reales de vellón. A Don Thomas de Escalada, administrador de la hazienda que en termino de esta ciudad tiene el Conde de Enzinas y de los beneficios que obtienen en esta dicha ciudad Don Bartholome Basualdo y Don Enrique Pizarro, cuias administraciones le produzen anualmente ochozientos y zinquenta reales de vellón. A Don Esteban Gomez Moran, administrador de la renta de salinas de dicha ciudad y lugares de su comprehension le produze anualmente su empleo tresmil y treszientos reales de vellón. A don Luis Martin de las Heras, administrador de las reales rentas del tabaco, generales, polbora, municiones y naipes de esta ciudad y lugares de su partido, le producen dichos empleos zincomil y veinte reales de vellón anuales. A Don Antonio de Castro, Alguazilmaior le produze su empleo mil y cien reales de vellón. A los fieles almotazenes de esta ciudad y lugares de su jurisdiczion que a el presente lo son Luis Therron y Joseph Barrigon, vezinos de ella le produze a cada uno dicho empleo quinientos reales de vellón anuales, y a dicho Joseph Barrigon por ministro de las rentas de este Marquesado le produze este empleo mil y zien reales de vellón anuales. A don Casimiro Dosmas, medico titular de esta ciudad le produce anualmente quatromil reales de vellón en los que se incluie el asignado que tiene por esta ciudad. A Don Francisco Bermejo Serrano, medico del cavildo eclesiástico de esta Santa Yglesia Cathedral le produze su exerzizio con todas contingenzias anualmente quatromil y setezientos reales de vellón a Ygnacio Rodriguez, zirujano sangrador, le produze su ejerzizio mil reales de vellón anuales. A quatro barberos sangradores que lo son Christobal Garcia, Manuel Gordo, Domingo Jil y Mathias Gallego, a quienes le produze su exercizio en cada un año mil y zien reales de vellón. Dos boticarios que lo son Juan Gordo y Manuel Blanco, cuio exerzizio les produze anualmente tresmil y treszientos reales de vellón. A Juan Ruano, maestro de primeras letras y administrador del Correo, le produze su empleo y exerzizio mil doszientos y zinquenta reales de vellón, en que se incluie el asignado que le da esta ciudad de quinientos ochenta y seis reales anuales. A Juan Abela y a Don Juan Albarez sachristanes de la Santa Yglesia Cathedral de esta ciudad le produze a cada uno anualmente con todas obenziones ochozientos y quarenta reales de vellón. A Manuel de Mora tambien sachristan de la Yglesia Parrochial del Señor Santiago de esta ziudad le produze ese exerzizio anualmente con todas obenziones quinientos treinta y quatro reales de vellón. Quatro notarios de numero de la Audienzia Episcopal de esta Ziudad le produze cada uno dicho empleo anualmente quatromil y quatrozientos reales de vellón y lo son Don Sebastian Gutierrez de Casanoba, Don Enrique Joseph Pizarro, Don Pedro Ordiales y Don Manuel Pio Ponze. Don Franzisco Arroio Sañudo, notario maior del Tribunal de la Santa Cruzada de esta ziudad le produze dicha notaria anualmente ochozientos y ochenta reales de vellón. A Don Francisco Cachorrilla, ministro del referido Tribunal de Cruzada le produze su exerzizio ochozientos reales anuales. A Manuel Martinez, ministro del Tribunal Eclesiástico de esta ziudad y Alcaide de la carzel episcopal de ella le produzen dicho empleo y exerzizio anualmente quinientos y zinquenta reales de vellón. Domingo Regadera Perteguero de la Santa Yglesia Cathedral de esta ziudad  le produze su empleo mil seiszientos y diez reales de vellón anuales. Don Miguel Simon Sanchez, maiordomo del Ilustrisimo Señor Obispo y Señores Dean y Cavildo de la Santa Yglesia Cathedral de esta dicha ciudad le produzen dichos empleos anualmente trezemil y doszientos reales de vellón. A Don Gerónimo Garzia, Procurador secretario del expresado Cavildo Eclesiastico le produze anualmente dicha secretaria con todas obenziones quatromil ziento sesenta y ocho reales y veinte y dos maravedís de vellón. A Don Juan Mid y Lusa, maestro de Capilla y organista maior de la referida Santa Yglesia le produzen dichos exerzicios por estar unidos quatro mil quatrozientos y zinquenta reales de vellón anuales. A Franzisco Alexo Lobo, segundo organista de dicha Santa Yglesia, le produze su exerzizio mil quinientos y sesenta reales de vellón anuales. A Thomas Moreno Sochantre maior de referida Cathedral le produze su exerzizio dosmil y quatrozientos reales de vellón anuales. A Don Juan de Villanoba propio sochantre segundo le produze anualmente mil quatrozientos y sesenta reales de vellón. A Don Alonso Gomez, propio ayuda de sochantre, le produze quatrozientos y quarenta reales de vellón anuales. A Joachin Conde, primer tenor de dicha Santa Yglesia le produce su exerzizio anualmente dosmil quinientos y sesenta reales de vellón. A Geronimo Espejo, segundo thenor le produze mil quinientos y sesenta reales devellón anuales. A Joseph Gutierrez, tenor, le produze mil quinientos y sesenta reales devellón anuales. A Agustin Moreno, primer comisario, le produze su exerzizio mil quinientos y sesenta reales de vellón anuales, y por obrero menor de dicha Santa Yglesia, ziento y veinte reales de vellón anuales. A Don Sebastian Gonzales, procurador por comisario segundo, le produze anualmente nobezientos y setenta reales de vellón. A Don Juan Nuñez, propio primer tiple de esta sancta Yglesia le produze anualmente Dos mil quinientos y sesenta reales de vellón. A Don Juan Galan, primer vajonista le produze su exerzizio anualmente dosmil quinientos y sesenta reales de Vellon. A Joseph Martinez, biolinista primero le produze su exerzizio dosmil y diez reales de vellón anuales. A Francisco Ferndandez, clarin primero, le produze su exerzizio anualmente dosmil y diez reales de vellón. A Juan Dominguez, campanero y quien cuida de rexir el reloj de dicha Santa Yglesia y sastre de ella, le produzen anualmente estos encargos mil treszientos ochenta y tres reales de vellón con todas obenziones. A Francisco Albarran, entonador del horgano de esta Santa Yglesia, le produze su exerzizio con todas obenziones quinientos y ocho reales de vellón anuales. A Joseph Rivero, perrero de mencionada Santa Yglesia le produze su exerzizio anualmente nobezientos y setenta reales de vellón. A Juan Suarez, Juan Ruvio y Alonso Garzia Carmones, ministros de bara de la justicia de esta ciudad les produze cada uno dicho exerzizio nobezientos reales de vellón anuales. Y a dicho Alonso Garzia por Alcaide de la Carzel Real de esta Ziudad ochozientos reales de vellón anuales. Y por arrendador de la Tabernilla de Aguardiente se le considera de utilidad pagado el arriendo a doszientos reales de vellón. A Gregorio Barrigon, cobrador de las penas que se causan en las dehesas boiales de esta ziudad, montes y valdios comunes de ella y lugares de su jurisdiczion, le produze dicho empleo en cada un año por lo quarta parte de las penas que rebajadas las que prudentemente se consideran falidas, dosmil reales de vellón anuales. A Francisco Martín, boiero del común le produze su exerzizio mil y quinientos reales de vellón anuales. A Manuel Maldonado, guarda de la dehesa de Barrobermejo, propio del Cavildo Eclesiastico de esta ziudad le produze su exerzizio mil ziento zinquenta reales devellón anuales. A Pedro Lucas, guarda de las dehesas de su Excelencia le produze su exerzizio anualmente mil y cien reales de vellón. A Andres Martin, Pedro Martin, Juan Blanco, Juan Canchal, Juan Moreno, Manuel Albertos, Bernardino Moran, Rodrigo Parro, Feliz Parro, Francisco Galban, Juan Baliente, Juan Sevillano, Juan Santos Pino, Thomas Diaz, Andres Bentura, Miguel Varrios, Diego Malote, Alonso Granado y Sebastian Martin, cuio exerzizio les produze y se le saca de utilidad a cada uno anualmente, pagado el arriendo, dosmil y quatrozientos reales de vellón. A Alejos Martin, Terzero cojedor de los granos de la Zilla de Santa Maria de esta ciudad le produze dicho encargo anualmente quatrozientos reales de vellón. A Francisco Rivas, terzero colector de los granos de la zilla de la Yglesia Parrochial del Señor Santiago de esta ziudad le produze este encargo anualmente quatrozientos reales de vellón. Criadores de seda, que lo son Alonso Garzia Carmones, de tres onzas, cuia simiente le produze anualmente doze libras de seda a razón de quatro cada onza que valen seiszientos reales de vellón según gonsta en las respuestas treze y catorze de este quaderno. Diego Guillen por una onza de simiente la misma forma que la antecedente le ha producido quatro libras que valen doszientos reales de vellón. Joseph Paniagua, por una onza ydem doszientos reales de vellón. Rodrigo Parro, por otra onza ydem le ha producido doszientos reales de quatro libras que le corresponden. Juan Canchorrera, por otra onza le produze doszientos reales de vellón. Diego Conejero, por onza ídem le produze otras quatro libras que valen doszientos reales de vellón. Fidel de la Barbara, por una onza y quatro adarmes que en la misma forma le ha producido zinco libras que vale doszientos y zinquenta reales de vellon. Domingo el de la Priora por otra onza y quatro adarmes en la misma forma le ha producido doszientos y zinquenta reales de vellon. Josepha viuda de Simon Baliente por onza y media le ha producido seis libras que valen treszientos reales de vellon. Francisco Reies por onza, onza y media, ydem treszientos reales de vellon. Manuel Gomez Pañal por otra onza y media, treszientos reales de vellon. Caietano Faba por una onza ydem doszientos reales de vellon. Francisco Parro, mesonero, por media onza ydem zien reales de vellon. Mathias el de la tripera por dos onzas ydem le ha producido ocho libras que valen quatrozientos reales de vellon. Diego Moreno por otras dos onzas ydem quatro zientos reales de vellon. Maria Barrigona, por doze adarmes ydem, ziento y zinquenta reales. Ysabel la Falcona ydem por una onza doszientos reales y Juan Lopez, por dos onzas ydem quatrozientos reales. Por cuio trato pagan los criadores quinze reales de vellon de cada onza de simiente que crian a la Duquesa de Alba por la oja de sus moreras.

33 . Que ocupaciones de artes mecanicos hay en el pueblo, con distincion, como Albañiles, canteros, albeytares, herreros, sogueros, zapateros, sastres, perayres, texedores, sombrereros, manguiteros y guanteros &. Explicando en cada oficio de los que huviere el numero que haya de maestros, oficiales y aprendices; y que utilidad le puede resultar, trabajando meramente de su oficio, a cada uno.

A la trigesima terzia pregunta dixeron: ai dos herreros, el uno llamado Francisco Bonilla y el otro Diego Romero a quienes se les considera de jornal diario a cada uno zinco reales de vellon, regulando un tiempo con otro. Zinco maestros de sastres llamados Joseph Dominguez, Francisco Balentín, Francisco Canchal, Antonio Criado y Silbestre del Rio, a quienes se les considera quatro reales de jornal diario a cada uno, regulando un tiempo con otro. Zinco oficiales de sastre llamados Francisco Lucas, Francisco de Cazeres, Domingo Gil, Francisco Hortigon y Juan Perez, a quienes se les considera de jornal diario a cada uno regulando un tiempo con otro dos reales y medio de vellon. Quatro maestros de zapateria que lo son Andres Barrigon, Miguel Granado, Juan y Francisco de Cordoba, a quienes se les considera a cada uno de jornal diario, regulando un tiempo con otro, quatro reales de vellon. A Domingo Enriquez, oficial de zapatero a quien se le considera de jornal diario dos reales y medio regulando un tiempo con otro. Seis maestros de carpinteria que lo son Miguel Enrriquez, Vicente Enriquez, Julio Rodriguez, Domingo Balle, Manuel Martinez y Sebastian Pineros, a quienes se les considera de jornal diario a cada uno, regulando un tiempo con otro, quatro reales de vellon. Un oficial de dicho exerzizio llamado Juan Gonzalez Melon, a quien se le considera de jornal diario regulando un tiempo con otro dos reales y medio de vellon. Un maestro de texero llamado Juan Therroso, a quien se le considera de jornal diario, regulando un tiempo con otro, zinco reales de vellon. Un maestro de platero llamado manuel rubio, a quien se le considera de jornal diario, regulando un tiempo con otro zinco reales de vellon. Un maestro de livrero llamado Joseph Fernandez Mula, a quien se le considera de jornal diario, regulando un tiempo con otro, tres reales de vellon. Dos maestros de labrar chocolate, llamados Pedro Sanchez Cuello y Francisco Albarran, a quienes se les considera de jornal diario, regulando un tiempo con otro a cada uno, quatro reales de vellon. Quatro maestros de herradores llamados Mattheo Duran, Francisco Rodrigo, Francisco Xabier Parro y Alonso Garzia Carmones, a quienes se les considera de jornal diario a cada uno, regulando un tiempo con otro, quatro reales de vellon. Tres maestros alarifes llamados Francisco Salorino, Joseph Azevedo y Juan Moreno, a quienes se les considera a cada uno, regulando un tiempo con otro, zinco reales de jornal diario. Y dicho Francisco Salorino, por el cuidado y asistencia de la cañeria de la fuente del Conzexo de esta Ziudad le paga este tres reales y ocho maravedis diarios. Dos maestros de labrar piedra o canterosllamados Juan Francisco y Julio Lopez, a quienes se les considera de jornal diario a cada uno, regulando un tiempo con otro, tres reales de vellon. Quatro texedores de lienzos llamados Juan Martin. Francisco Gonzalez, Andres Santos y Francisco Crespin, a quienes regulando un tiempo con otro, se les considera de Jornal diario a cada uno, quatro reales de vellon. A Antonio Lopez, ofizial de la cuchilla se le considera de jornal diario tres reales de vellon.

34. Si hay entre los artistas alguno, que teniendo caudal, haga prevencion de materiales correspondientes a su propio oficio, o a otros, para vender a los demas, o hiciere algun otro comercio, o entrasse en arrendamientos; explicar quienes, y la utilidad, que consideren le puede quedar al año a cada uno de los que huviesse.

A la trigesima quarta pregunta dixeron: ai en esta Ciudad un arrendador de el abasto de vino y azeite llamado Gregorio Barrigon, quien lo tiene arrendado en quatromil ochozientos zinquenta y zinco reales de vellon, que pagados se lo considera le queda de utilidad anual tresmil quinientos setenta y un reales de vellon. Juan Cabrera, arrendador del abasto de carne de esta ziudad se le considera de utilidad a el año, pagado el arriendo, mil y quinientos reales de vellon. Esteban Utrera, arrendador del ramo de la renta de Alcabala, se le considera le queda de utilidad pagado su arriendo, mil y quinientos reales de vellon. Sebastian Martin y Claudio Granado, arrendadores de la barca de paso que esta en el rigo Alagon, se le considera de utilidad anual, pagado su arriendo a cada uno, mil y zien reales de vellon. Antonio Gonzalez, arrendador del horno de pan cozer a el sitio de la Escalerilla, se le considera de producto anual, pagado el arriendo, mil y zien reales de vellon. Juan Eusevio, arrendador del horno de pan cozer de la calle del Alcornocal, se le considera de producto anual, pagado el arriendo, mil y zien reales de vellon. Juan Santos Pino, arrendador del ramo de la sisa del vino y vinagre foranea que se viene a vender a esta ziudad, se le considera le deja de utilidad, pagado el arriendo, ziento y zinquenta reales de vellon anuales. Rodrigo Parro, arrendador del ramo de la sisa de los zerdos que se matan en esta ziudad y sus arrabales se les considera de producto anual, vajado el arriendo, doszientos reales de vellon. Pedro Sanchez Rey, comprador y vendedor de algun ganado de zerda como tambien rebendedor de diferentes semillas, jabon de piedra y algunos lienzos de la tierra se le considera le produzen estos comerzios seismil reales de vellon anuales

35. Que numero de jornaleros havrá en el pueblo, y a como se paga el jornal diario a cada uno.

A la trigesima quinta pregunta dijeron: que ai en esta ziudad zinquenta y quatro jornaleros, quienes ganan diariamente tres reales de vellon, y en cuia clase se incluien los mozos de labor: un labrador se le considera zinco reales de jornal diario, que unidos con tres reales que se le consideran del hijo mozo de labor, asziende uno y otro a ocho reales de vellon diario. A un aperador que maneja la labor se le considera de producto anual en salario y demas adealas nobezientos y ochenta reales de vellon. Un maioral de ganado de zerda gana de salario y demas adealas del año mil y zien reales de vellon. Un pastor del mismo ganado anualmente gana de salario y demas adealas ochozientos treinta y tres reales de vellon. Un zagal del propio ganado le produze su ejerzizio anualmente con salario y demas adealas, seiszientos y nobenta reales de vellon. Un maioral de obejas gana de salario y demas adealas a el año, nobezientos y zinquenta reales de  vellon. Un pastor de obejas a el año gana de salario y demas adealas, seiszientos nobenta y tres reales de vellon. Un zagal del mismo ganado gana de salario y demas adealas seiszientos reales de vellon. Un maioral de cabras anualmente gana de salario y demas adealas ochozientos sesenta y tres reales de vellon. Un pastor del propio ganado gana de salario y demas gaxes seiszientos trienta y tres reales de vellon. Un maioral de bacas se le considera de salario y demas adealas mil ziento y setenta reales de vellon anuales. Un pastor del propio ganado anualmente gana de salario y demas adealas ochozientos y zinquenta reales de vellon. Un zagal del mismo ganado se le considera gana de salario anual seiszientos reales de vellon. Un maioral de yeguas gana anualmente de salario y demas gaxes mil ziento y setenta reales de vellon.

36.Quantos pobres de solemnidad havrá en la poblacion.

A la trigesima sexta pregunta dixeron: que no ai mas pobres de solemnidad en esta ziudad que los que transhuman.

37. Si hay algunos individuos, que tengan embarcaciones, que naveguen en la mar, o rios, su porte, o para pescar; quantas, a quien pertenecen, y que utilidad se considera a cada una a su dueño al año.

A la trigesima septima pregunta dixeron: no ai en esta Ciudad individuo alguno de los que la pregunta expresa.

38. Quantos clerigos hay en el pueblo.

A la trigesima octava pregunta dixeron: que ai en esta Ciudad zinquenta y dos clerigos.

39.Si hay algunos conventos, de que religiones, y sexo, y que numero de cada uno.

A la trigesima nobena pregunta dixeron: ai un convento de la orden descalza de nuestro serafico padre San Francisco Provincia de San Gabriel. Cuia comunidad se compone de treinta y zinco religiosos y quatro donados. Otro convento de religiosas situados en lo interior de la ziudad y nominado de la Madre de Dios cuia comunidad se compone de veinte y dos religiosas y dos criadas.

40. Si el Rey tiene en el termino, o pueblo alguna finca, o renta, que no corresponda a las generales, ni a las provinciales, que deben extinguirse: quales son, como se administran, y quanto producen.

A la quadragesima pregunta dixeron: no ai otras rentas en esta ziudad que correspondan a S.M. que Dios guarde, a las demas de las generales y provinciales,q ue la de la renta de sal que se administra por quenta de Don Ambrosio Joseph de Negrete, recaudador de dicha renta de salinas en esta provincia de Extremadura alta y vaja y por este un administrador particular en esta ziudad y su partido: Don Esteban Gomez Moran, quien ha declarado que en esta dicha ziudad se ha consumido en cada un año arreglado por un quinquenio asi por maior como por menor en su Alfoli, ochenta fanegas de sal que al prezio de quarenta y ocho reales y veinte y tres maravedis de vellon, la fanega importan tresmil ochozientos nobenta y quatro reales y quatro maravedis de vellon, como igualmente la contribucizon de utensilios, por la que regularmente se paga por los vezinos de esta ziudad y se saca de sus propios doszientos y quarenta y tres reales y veinte y zinco maravedis de vellon, cuia cantidad sube o vaja según la mas o menos tropa que se halla en esta provinzia. Que es lo que saben y pueden dezir en razon de lo que les ha sido preguntado y todo la verdad so cargo de su juramento que fecho tienen en que se afirmaron y ratificaron y lo firmaron los que supieron con su merzed, y por los que no un signo. A su ruego= Don Phelipe Monolleda= Lizenciado Pablo Joseph Salgado = Diego Hernandez de los Santos = Joseph Morientes Matheos = Esteban Gomez Moran = Pedro Joseph Alonso de Castaneda = Don Francisco Flores de Alarza = Silbestre Garzia = Joseph Antonio Tostado. Antemi = Joseph Asenzio.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s